Los ángeles muertos y los viejos cuerdos son hilos de viento y azules de cielo. La magia que veo, el sol que yo quiero, los besos sin precio, mi alma y documento.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Mensaje de burbujas

Posaron una flor en sus labios y sintieron en su lengua el suave sabor de los pétalos. Caminaron muy juntas, sin apremios, para que sus pasos no hirieran las hojas dormidas en el suelo del parque. Son cuentos de árboles, dijeron para sonreír levemente, los inventan para que los solitarios que pasen los hagan suyos al azar, no son para nosotros.
Gruesas rejas guardaban la casa para nadie, que imponente mostraba su antigua vitalidad intacta, aunque se podían percibir un millón de ausencias.
Los líquenes que apretaban los muros entretuvieron sus miradas, y por jugar una vez más, se propusieron en vano adivinar el color que yacía detrás de la verde máscara. Allí todo se transformaba por la policromía y la imaginación en un papel de silencio. Abandonaron su curiosidad y siguieron.
Pese a lo bello, el sitio de rincones misteriosos rezumaba un retablo de historias trágicas. Pensaron que la casualidad daría significado a su encuentro, pero no lo hallaron en el camino hasta la arena de la ribera velada de bruma. Las huellas apenas profundas deshicieron su escritura y la realidad comenzó a morir en sus consciencias, como las ramas del sol desde sus tallos.
Siguieron andando sin prisa con sus dedos entrelazados, los pies desnudos, cabellos largos, reteniendo sus palabras que habían dicho todo. Dejaron que la sal del viento las perfumara suavemente y sus ojos fueran testigos de una fidelidad eterna. El mar escribió un mensaje de burbujas en su espejo, las gaviotas sobrevolaron por una recompensa que no hallaron. Confusas y temerosas entrechocaron sus alas y emigraron a otros cielos, como las muchachas con sus almas fundidas en una, se convirtieron en algas y estrellas profundas. (José López Romero)

19 comentarios:

  1. - "El mar escribió un mensaje de burbujas en su espejo"...Bellísimo, José, bellisimo. Ade

    ResponderEliminar
  2. y en uno, la eternidad...
    precioso!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Tu relato mi hizo sentir gaviota sobrevolando el bosque donde pasean las niñas. Muy hermoso, José.Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Quien no ha dado, al menos una vez en su vida-y con ello alcanza-, una hoja verde como el verde mar, que acunaba en cada estría el silbido polvoriento de un beso melancólico; quién no guardó esa misma hoja dentro de un libro de poesías con una foto que hoy desdibujada por la inexorable huída del tiempo está amarillenta y casi imperceptible.
    Quién no recuerda el crujir de hojas secas y margaritas incipientes en un banco de mármol de una plaza una tarde de otoño; del mismo otoño irrepetible!
    Todos los seres humanos somos iguales sólo el dolor y el amor nos personaliza.
    Excelente tu blog, y gracias por "encontrarnos en el mío"!
    De alguna manera yo también recordé momentos que el derecho procesal, más cerca que distante,
    relega esos hermosos momentos de remembranzas de tiempos pasados, pasados ya algún tiempo.
    Con afecto!

    ResponderEliminar
  6. Que tour me hice con sus palabras,cada una me transporto y fui hoja, fui ave, fui mar y cielo...
    gracias Jose! x tan bello texto.
    abrazo uniko,
    La U.

    ResponderEliminar
  7. te envidio la poesía, yo, que soy un desastre, pero me gusta leerla*
    un abrazo revolucionario desde Neuquén
    CHE

    ResponderEliminar
  8. José, este relato es una belleza!!! No me quedé solamente en si fueran un par de aves, de angeles, o de figuras imaginadas en tan bello entorno. Tiene algo de una nueva generación sobre un paráiso terrenal, sin importar si son dos mujeres o dos hombres, creo que lo leo en femenino por ser personas no por el género en particular. Me pareció de una domensión espectacular! Te felcito. Un abrazo. Merci

    ResponderEliminar
  9. Te echaba de menos,

    todo lo que dices

    es tan bello,que

    por ti abandono

    el estío de mi

    hemisferio,no digas

    que no te quiero!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  10. SOY M@R,,, Y EN TU POEMA ME PERDI EN LAS PROFUNDIDADES DE TUS LETRAS,,,
    HERMOSAS TUS LETRAS,,,

    ABRAZOS,,,

    ResponderEliminar
  11. .. me alegra acercar mis colinas solitarias hasta tu corazón urbano..
    .. un saludo, José, y gracias por tu visita y tus palabras..

    ResponderEliminar
  12. Burbujeando vengo

    casi efervescente

    LLena de amor presente

    y siempre vuelvo

    que lo tuyo tiene

    mucho pero mucho!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Muy visual José Luis, muy bonito!!
    Somos ambos ratas del 60... yo geminiana y tu con lo ecléctico... también?
    Gracias por tu visita y tus palabras.
    Con sincero afecto.
    Pasión

    www.delavidasimple.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Querido José,
    La aclaración sobre la dedicatria la tenía que hacer en tu territorio :D
    Síp. Me refería a tí.
    ;)
    Gracias por escribir, leer mis letras y por dejarme tus huellas.
    Tus textos son muy humanos.
    Te mando un abrazo fuerte desde Lima.

    ResponderEliminar
  15. "ma ho la certezza che il mio mondo
    e ci sará anche quando chiederó di
    chiudere la luce..." Solopoesia (Lina)

    SALUT!

    ResponderEliminar
  16. Maravillosa narraciòn.Te he descubierto
    tenès toda " la receta" a la que soy adicta
    Buena composición,imàgenes maravillosas,extensión perfecta.Volverè-

    ResponderEliminar
  17. Juntas. Como mis golondrinas. Mucha ternura en tan breve espacio del aire. Dejo mis besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...