Los ángeles muertos y los viejos cuerdos son hilos de viento y azules de cielo. La magia que veo, el sol que yo quiero, los besos sin precio, mi alma y documento.

viernes, 9 de septiembre de 2016

de nada vale







Quien con un pésimo estado de ánimo quiere deletrear su sentimiento, no está en el camino ideal, aunque digan que de allí, de un espíritu decaido, saldrían buenas cosas.
No sé, hoy el día me ha perdido o yo equivoqué el momento.
Estoy forzando las palabras y me voy por la tangente, ninguna originalidad podría convertirme las líneas expuestas en algo aceptable, al menos para mi.
Ya estoy cerrando la puerta a la tarde que de golpe se me puso gris en la mente pese al sol que todavía recorre mi tonta geografía, pero no es así como siempre lo espero.
He desaprovechado este espacio con un lamento desafortunado y lo asumo. Nada puede remediar el borrón que aquí suscribo. Esta noche la pena se acostará a mi lado.
                                 Texto y gráfica de José lópez Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...